La alcalinidad en los estanques de cultivo de camarón P. vannamei es un parámetro de alta importancia. Su valor en producción no debe de bajar de 80 mg/lt CaCO3 para lograr óptimos crecimientos y buena sobrevivencia en los estanques.

Cuando el agua de cultivo tiene alcalinidad baja, el pH del agua fluctúa mucho. Estos cambios bruscos de pH estresan al camarón causando bajo crecimiento e incluso la muerte del mismo.

Ciertos elementos en el agua dejan de estar disponibles para la producción de micro algas. Los fertilizantes con componentes fosforados en alcalinidades menores a 40 mg/lt CaCO3 se vuelven insolubles. por ello es necesario controlar la alcalinidad total con Hidróxido de Calcio. Así podremos mejorar la disponibilidad de fósforo para la producción de fitoplancton.

Alcalinidad alta

La alcalinidad alta en aguas de cultivo de camarón puede darse por densas poblaciones de fitoplancton y a su vez se ve afectado el pH (sube a 9.0 o más).

Valores elevados por encima de 200 mg/lt CaCO3 sumado a un pH mayor a 8,5 se ve afectado el proceso de muda del camarón. Para corregir esto se debe de reducir la población de fitoplancton mediante renovaciones fuertes de agua o aplicando algicidas, de esta manera podemos bajar la alcalinidad, la opción de aplicar algicidas en el estanque de cultivo no es muy recomendada en densidades de siembra alto o con camarón grande, puesto que se verá afectado los niveles de O2 disuelto causando estrés y posiblemente barbeos.

Alcalinidad baja

La alcalinidad en los estanques de cultivo puede bajar por el ingreso de agua de baja salinidad con alcalinidad baja, también se ve afectada por la presencia de moluscos filtradores que consumen las sales carbonatadas en la columna de agua y se consumen el fitoplancton, causando aguas claras y alcalinidades caídas, por este factor se debe primero controlar los moluscos y después elevarla en el agua de cultivo.

El bicarbonato de sodio y el hidróxido de calcio son los insumos apropiados para aumentar la alcalinidad en el estanque de producción. En nuestro medio, el insumo usado es el hidróxido de calcio.

Recomendaciones generales

Medir semana a semana la alcalinidad, nos ayudara a mantener el control de este parámetro durante el tiempo de producción.

En presencia de moluscos o ingreso de aguas con baja salinidad y baja alcalinidad, se debe de tomar este parámetro con mayor frecuencia hasta corregir el factor que impide tener una alcalinidad de mayor rango.

Es importante conocer el manejo para subir o bajar alcalinidad, para ello se debe de consultar al Biólogo o Asesor de confianza.

“El control de este parámetro nos ayudará a tener estanques de cultivo aptos para la producción, haciendo la diferencia en la producción final”.

Add Your Comment

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies