La producción de camarones puede verse afectada por la constante amenaza de infecciones bacterianas en el ecosistema. Y es que la presencia de enfermedades en la camaronicultura es un problema que debe ser objeto de atención. Eso es debido a que las propagaciones virales pueden generar colapsos desastrosos y arruinar negocios enteros. Infecciones que pueden variar en escala. Desde una propagación en una piscina, hasta alertas de brotes que contaminan regiones enteras.

A pesar de la rápida expansión en la producción de camarones en muchas regiones del mundo, la problemática de las infecciones sigue generando importantes pérdidas económicas.

Los problemas de enfermedades en la producción de camarón son complejos y, a menudo, todavía se desconocen detalles. El uso de determinados medicamentos no pueden ser tan efectivos en los crustáceos. Ya que carecen de un sistema inmune específico similar al de los vertebrados. Por lo tanto, los camaronicultores deben considerar la calidad de sus criaderos. Es clave analizar los procedimientos de manejo y la nutrición saludable como herramientas principales para controlar las enfermedades.

¿Cuáles son las principales enfermedades en la camaronicultura?

Actualmente existen 9 enfermedades de crustáceos que han sido declaradas de notificación obligatoria por la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE). Esta lista incluye las 8 publicadas en el Código Acuático, así como Enfermedad de la Necrosis Aguda del Hepatopáncreas (AHPND, por sus siglas en inglés).

Del total de enfermedades que afectan la producción de camarón a nivel mundial, las más destacadas son IHHNV (virus de la necrosis hipodérmica y hematopoyética infecciosa), WSSV (virus de la mancha blanca), YHV (virus de la cabeza amarilla), TSV (virus del síndrome de Taura) e IMNV (virus de la mionecrosis infecciosa).

Afortunadamente, los criaderos de camarones se han beneficiado de los avances tecnológicos en prácticamente todos los aspectos de la crianza. En la actualidad hay procesos para controlar la calidad del agua, eliminar patógenos y mejorar la nutrición a través de un balanceado de altísima calidad. Estos avances han hecho que la producción postlarval sea muy exitosa, aunque en muchos casos, una alta supervivencia no puede equipararse exactamente con una buena calidad. Por lo tanto, una mirada más cercana a los criaderos es esencial para asegurar se cumplan los protocolos de crianza.

En Molinos Champion ofrecemos a nuestros clientes servicios de laboratorio de camarones. Un análisis de las condiciones puede determinar la presencia de potenciales enfermedades que pudiesen repercutir a sus criaderos. Para mayor información sobre cómo obtener estos servicios no dude en consultarnos a través del (593 4) 6002840.

Add Your Comment

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies