La temperatura en las camaroneras es uno de los factores más influyentes que pueden afectar al crecimiento esperado de los crustáceos. Un valor óptimo podría definirse como aquel en que los camarones crecen más rápido y eficientemente. Pero, ¿cómo influye este indicador durante la cría comercial?

Bien es sabido que la tasa de crecimiento es determinante para evaluar el rendimiento durante la cría. Garantizar un negocio próspero de camaronicultura depende de la combinación perfecta entre nutrición y bienestar animal. En Molinos Champion nos encargamos de proveer de la mejor alimentación, fundamentado en constantes análisis científicos. Pero debemos tomar en cuenta otros valores, claves para mantener las mejores condiciones de cría.

El camarón blanco tiene la particularidad durante todo su crecimiento a ser susceptible a los menores cambios ambientales. Ello debido a que son animales poiquilotermos, cuya temperatura corporal se aproxima a la de su hábitat acuático. Al mantenerse bajo unos valores constantes, se vuelve su conducta más previsible, y por ende facilita su cultivo. Sin embargo, conocer qué parámetros son los más idóneos permite optimizar su proceso de cultivo.

Una reducción en la temperatura impacta en la ingesta de alimento balanceado diario. Generalmente ocurre en épocas de verano (24º – 25º C) siendo el rango termal óptimo ideal en invierno (28º – 30º C).

Por reportes científicos a 24º C se activa el virus de la Mancha Blanca el cual se potencializa si hay condición de estrés en piscinas de engorde.

La temperatura y sus efectos en la conducta del camarón

Con el aumento térmico en el agua, surge un incremento de la actividad fisiológica y metabólica del crustáceo. Además, implican estos procesos un aumento del consumo de oxígeno y de las necesidades nutricionales en el camarón. Ello con la finalidad de suplir sus requerimientos energéticos para llevar a cabo funciones como la ingesta de alimento, respiración, desarrollo fisiológico, evacuación y locomoción.

Sin embargo, los efectos de una mayor temperatura del agua acarrean la disminución de la solubilidad de los gases en el estanque. En este caso, tome medidas para contrarrestar un menor oxígeno disuelto, que puede demandar más el camarón.

Velar por la salud de sus crustáceos es clave para alcanzar el máximo rendimiento productivo. Nútralos con los balanceados Wayne – Molinos Champion para garantizar los mejores resultados en el mercado.

Add Your Comment

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies