Durante esta temporada de lluvias en la camaronicultura pueden surgir variaciones importantes en el agua, que debe ser objeto de monitoreo continuo. Todo ello en aras de mantener un sano desenvolvimiento de su criadero comercial de camarones. Así como estar al tanto de qué acciones tomar antes y durante las precipitaciones.

Como hemos explicado anteriormente, la temperatura juega un papel clave en el desarrollo metabólico de los crustáceos. El camarón es un animal poiquilotermo, cuya temperatura corporal es muy cercana al de su hábitat acuático. Por ende, la fluctuación térmica puede generar efectos en el rendimiento de los camarones.

En el caso de las lluvias, esta agua ingresa a los estanques a una temperatura inferior que la del medio ambiente. Suele estar entre 5 a 6 °C más baja que en las piscinas. A su vez, las fuertes precipitaciones pueden hacer que el pH en el estanque decaiga. Según estudios, la lluvia reducirá directamente el pH en 0.3-1.5 en un período de tiempo muy corto. Ello provoca una disminución inmediata de la actividad del fitoplancton dentro del ecosistema, y estimula inclusive procesos de muda en el crustáceo.

En plena precipitación, los camarones buscarán rápidamente movilizarse al fondo del estanque, donde la materia orgánica estará en movimiento. Hay dos razones principales de esta conducta. En primer lugar, la búsqueda de una temperatura más cálida, debido al ingreso de las lluvias. Y paralelamente, alejarse del ruido originado por el impacto de las gotas con la superficie del agua. Ya que ello les generará estrés.

Por último, con el paso de las lluvias habrá variaciones en el oxígeno disuelto, una materia orgánica en movimiento, así como el descenso de la salinidad y alcalinidad. Ante estos escenarios, ¿qué puede hacerse para mitigar los efectos de las lluvias en la camaronicultura?

Algunas recomendaciones para su aplicación

Tenga en cuenta los siguientes tips cuando ocurran fuertes precipitaciones sobre sus criaderos de camarón:

  • De contar con aireadores mecánicos en su negocio, enciéndalos mientras llueva. Es clave mantener los niveles de oxígeno disuelto un 20% más alto para equilibrar el ecosistema dentro del agua.
  • Si es posible, evite que el exceso de lluvia circule hacia la superficie del estanque.
  • Monitoree los valores de pH durante las precipitaciones. De bajar los valores, aplique cal en la parte alta de los muros. A medida que se filtre por medio de las lluvias se promoverá un equilibrio en la alcalinidad.
  • Los patrones de ingesta del camarón varían durante la lluvia, ya que el animal busca mantener una temperatura estable. Por ende, reduzca las raciones de balanceado bajo condiciones de lluvias fuertes para evitar la sobrealimentación.
  • Mantenga los generadores eléctricos listos, ante el riesgo de una baja energética producto de las lluvias.
  • Consulte los pronósticos climáticos en los días venideros para estar siempre preparado.

Mientras ocurran las precipitaciones los camarones no se alimentarán normalmente. Sin embargo, es clave su alimentación con balanceados enriquecidos en los períodos que no ocurran precipitaciones.

Con Molinos Champion garantiza que la nutrición de sus camarones blancos sea óptima. Ello gracias a su formulación de altísima calidad, palatabilidad y estabilidad en el agua acorde a su conducta.

Recuerde que tomar medidas proactivas para su criadero es el primer paso para prevenir y superar contingencias.

Add Your Comment

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies