¡Un criadero de cerdos puede ser una gran aventura! Al igual que en la avicultura, iniciarse en la cría porcina puede generar dudas. Es por ello que reunimos aquí una serie de recomendaciones básicas para empezar su negocio con buen pie.

Antes de llevar a cabo su criadero, tenga en cuenta que los cerdos son animales que requieren especial cuidado. Suelen ser más sensibles al ambiente y de mayor atención que las vacas o cabras. Pero, con el cuidado adecuado, una sola cerda puede parir hasta 12 lechones en un período de gestación de 130 días. Además, están listos para el mercado mucho antes que otras ganaderías.

Requerimientos ambientales

Un porcicultor tiene que decidir básicamente entre dos sistemas de cría:

  • Mediante un granero o establo los cerdos son distribuidos bajo un sistema de alojamiento de alta densidad. Deben estar elaborados en un material resistente a la humedad, como el concreto. Y contar áreas ventiladas, luminosidad natural, suficiente espacio para el descanso, baño, abrevaderos y comederos.
  • Campo libre. En la agricultura de campo, deben contar con un área extensa de tierra o grama, fuentes de sombra, agua potable y alimento. Además, un cercado resistente que evite imprevistos.

Ambos sistemas tienen sus ventajas y desventajas. Pero antes el criador de cerdos novato también debe considerar otros factores.

Agua y alimentación en un criadero de cerdos

Los cerdos son mamíferos fuertes, aunque se estresan fácilmente por factores como la alimentación e hidratación.

El agua a menudo se llama el “nutriente olvidado”. Un suministro de baja calidad puede conducir a una pérdida grave de productividad. A su vez, propiciar enfermedades e incluso la muerte. Por ende, es imprescindible mantener un suministro de agua potable, de la más alta calidad. Un cerdo joven y en crecimiento requiere hasta 10 litros de agua por día. Mientras que un cerdo adulto puede beber entre 25 y 50 litros diarios.

En materia de alimentación, los cerdos crecen lentamente con una dieta desequilibrada. Criaderos inexpertos desconocen que la calidad del alimento se reflejará siempre en la calidad de la carne al término de la cría.

Los desechos de alimento no son adecuados para alimentarlos. Es recomendable en todo momento proveerle de una nutrición de calidad. Especialmente en fases tan claves como el destete o el engorde comercial.

La solución ideal es Wayne, una línea de formulados peletizados cuyo diseño cuenta con décadas de respaldo científico. Sus balanceados tienen la capacidad de asegurar la nutrición requerida por el animal en cada etapa de vida. Puede adquirirla por medio de nuestros agentes autorizados, solicitar más información vía email o a través de nuestro teléfono +593 4-600-2840.

Para conocer más de porcicultura, así como cría animal con productos Wayne, puede seguirnos en nuestras redes sociales en Facebook, Linkedin e Instagram. Contenido de interés todas las semanas.

Add Your Comment

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies